Máquinas sexuales automáticas

¿Te suena raro eso de máquina? Estás pensando en algo complejo y parecido a un taladro, ¿verdad? Pues las máquinas sexuales para mujeres son más comunes de lo que piensas y están a la orden del día. Tal vez estén hechas para las mas expertas, no te vamos a engañar, pero en lo que se refiere a autocomplacerse, son súper completas si sabes lo que te gusta.

Tipos de máquinas automáticas de sexo

Podemos encontrar diferentes máquinas de sexo femenino en el mercado y están dedicadas a distintos tipos de perfiles según tus gustos y tu experiencia. Si ya estás pensando en cual podría ser la tuya, allá va la selección donde encontrarás un nuevo horizonte de placer:

Impulsadores: se consideran más máquinas que vibradores porque tienen una función automática un poco diferente, la del «empotrador». Proporcionan unos movimientos similares a la penetración, de forma que hace más placentero su uso y también, menos manual para la mujer, produciendo mejor experiencia.

Máquinas retráctiles con accesorios: a simple vista te parecerán una especie de gato hidráulico, pero no. Es un «brazo» retráctil que permite hace movimientos hacia atrás y hacia adelante y los accesorios que suelen incluir son dildos de diferentes tamaños, rugosidades y finalidades. Esto nos permite disfrutar de un momento de autoplacer en la postura que más nos guste y con la intensidad y sensación que queramos.

Asientos eléctricos: con una apariencia similar a un objeto de fitness, las sillas eléctricas sexuales son una especie de asientos en los que puedes colocar un dildo para sentarte encima. La parte eléctrica haría que el dildo penetrara y la parte de la silla, ergonómica y flexible, permite a la mujer hacer los movimientos que quiera. Es algo más limitado en posturas que las máquinas retráctiles, pero da mucho más juego que un simple masturbador.

Comprar máquinas automáticas sexuales online

Si tienes claro que necesitas un giro en tus sesiones íntimas de placer y quieres un complemento para tu succionador, no lo pienses mas y hazte con una de estas máquinas sexuales comprándola online. No te arrepentirás y seguro que encontrarás «eso» que te hace alcanzar el orgasmo sin casi darte cuenta. Eso si, ten en cuenta que abultan algo más que cualquier vibrador, así que hazle espacio en tu armario. No te preocupes por la entrega, porque llegará de la forma más discreta posible.