Consoladores femeninos

Los consoladores femeninos son el juguete sexual mas básico en cuanto a placer para mujeres se refiere. Sabéis a qué nos referimos, ¿a qué si? Exacto, a ese «palo» con forma de miembro masculino que, mejor o peor, nos saca de un apuro si es necesario. La mayoría de las mujeres de hecho, piensan en este aparato cuando se habla de productos sexuales para mujeres y es verdad que han copado gran parte del mercado durante mucho tiempo. Pero por suerte, tenemos una gran variedad de amiguitos a nuestra disposición.

Si estáis pensando en consoladores femeninos clásicos de «toda la vida», seguro que os vienen a la mente esos que emulan hasta las venas de lo realistas que quieren ser, ¡esos si que son los mejores consoladores! Al menos para echarse unas risas.

Tipos de consoladores femeninos

Como este tipo de juguete para mujeres no tiene mucha ciencia, tampoco es que sus características los dividan en una gran cantidad de categorías. Ni siquiera la potencia como ocurre en los vibradores. Pero hay una cosa que sí los hacen diferentes según el gusto de cada una. Y eso es el material con el que estén fabricados.

Pueden estar hechos con materiales duros, como el metal. El mejor consolador femenino es ese que te transmite ciertas sensaciones y el metal es un buen conductor tanto del frío como del calor. Esto puede marcar la diferencia cuando lo uses y hacer que tengas un buen sobresalto, sin pilas ni nada.

Los consoladores de material blando se adaptan mejor al cuerpo y la vagina, son mas manejables y se pueden usar en más posturas porque no corremos el riesgo de hacernos daño. Suelen ser de silicona porque es un material higiénico y maleable.

A partir de aquí, pueden tener todos los colores y tamaños que imagines. Incluso diferentes rugosidades como puntitos, estrías, «pinchos» (no de los que duelen)… Incluso como hemos mencionado antes, pueden tener un diseño demasiado realista, con venas y testículos incluidos. Esta opción igual corta un poco el rollo y nos priva de echar a volar la imaginación, pero para gustos, ¡los colores y los consoladores!

Comprar consolador femenino online

Si no te quieres complicar la vida ni buscarte un consolador femenino casero, no dudes en comprarte uno online. Son fáciles de usar, baratos y resultones para ese ratito entre tú y él.