Bolas chinas sexuales para mujeres

Hay muchos tipos de bolas chinas sexuales: bolas chinas plateadas, bolas chinas negras, de diferentes materiales… pero todas tienen lo mismo en común, servirnos tanto para darnos placer como para hacer ejercicios que fortalezcan nuestro suelo pélvico. Es tal vez uno de los pocos juguetes sexuales que algunas mujeres lo tienen con otro fin.

Para que sirven las bolas chinas sexuales

Las bolas chinas de esfera se introducen en la vagina con diversos fines. No debe ser estrictamente sexual, como se comentaba anteriormente, pero si es posible sentir placer con ellas.

Pueden producir excitación porque producen vibraciones en el interior al chocar entre ellas. Se pueden dejar incluso mientras se usa otro aparato exterior como un succionador. O llevarlas durante el día mientras se realizan otras actividades.

Pero la función más extendida es la terapéutica. Esa misma vibración que puede darnos placer o excitarnos, puede ayudarnos a reforzar el llamado suelo pélvico. Hay mujeres que lo tienen débil por naturaleza, otras que tras el parto, se quedan «dadas de si» o flojas y otras, que con cierta edad, no son capaces de contener las pérdidas de orina.

Para todos estos casos, las llamadas bolas de geisha o chinas, proporcionan una activación muscular cuando se introducen en la vagina y la mujer trata de retenerlas. Así es como se fortalecen los músculos de esa zona y ayudan a prevenir cualquier problema derivado de la debilidad del suelo pélvico.

Una vez se han usado para estas finalidades, el beneficio vuelve a recaer en la parte sexual y es que cuanto más fuertes son los músculos de la vagina, mejor se podrán mover cuando se practique sexo y por tanto, mayor será el disfrute.

Bolas chinas: tipos

Dependiendo de la finalidad, usaremos diferentes modelos de bolas femeninas y esta distinción la marca el número de bolas unidas que conforman el conjunto. Si quieres saber cual es la cantidad apropiada para ti, dependerá de si eres o no una novata (no pasa nada, por algo hay que empezar). Esto es lo que debes tener en cuenta:

Una bola: si es la primera vez que las usas, es lo más recomendable. Pesará menos y no tendrás problemas en «ponértela». Si tienes casos de incontinencia involuntaria o tu suelo pélvico no tiene fuerza, podrás reforzar la zona con ella.

Dos bolas: no es necesario tener un suelo pélvico dañado pero si son eficaces como previsión. Con la edad la zona se debilita y con ejercicios como este pueden retrasarse los síntomas de la edad. El peso de esta opción es un poquito mayor y hay que estar ya acostumbrada a ellas.

Tres bolas o mas: debes saber que estas si que pesan sin embargo si ya te has atrevido con dos, tal vez sea momento de aumentar tu fortaleza en la zona pélvica y probar con algo más de resistencia. Si no has usado ninguna, no te atrevas con tres de golpe porque requiere un nivel de experiencia.

Comprar online bolas para mujeres

Además de la cantidad, al comprar bolas chinas online habrá que tener en cuenta otros factores como el material, si son bolas chinas de acero quirúrgico, de silicona… sobre todo que no sea plástico para evitar que puedan contener bacterias. El tamaño y el peso son importantes también, por las mismas razones que ya hemos comentado.